En Pablo Gallego Restaurante gestionamos el aceite usado desde hace 15 años, evitando que este sea un residuo perjudicial para ríos y mares.

El aceite es un ingrediente fundamental de nuestra cocina, por eso solo utilizamos aceite virgen extra. Desde hace 15 años, cuando pocas personas sabían de la posibilidad de reciclar el aceite, nosotros evitamos que nuestro aceite usado contamine el agua gestionando su reciclaje con una empresa homologada y de la zona, la empresa Acción Medioambiental .

Es un servicio gratuito que cada 15 días recoge el aceite usado de nuestras cocinas. Nos facilitan dos bidones de 50 litros y durante estas dos semanas los llenamos del aceite residual después de cocinar los platos.

pablogallego historia

Hemos establecido una rutina en el restaurante para que esta tarea se realice diariamente. Durante el servicio, rellenamos el aceite usado en garrafas de 5 litros que luego se vacían en los bidones facilitados para tal uso, de esta manera no se entorpece el servicio y ahorramos tiempo. Es algo que no requiere un especial esfuerzo y evita la contaminación de miles de litros de agua impidiendo el desarrollo de la vida en los ríos y mares.          

De esta manera, todo el aceite procedente de nuestras freidoras se gestiona con Acción Medioambiental, empresa que cuenta con todas las homologaciones necesarias para que la recogida, el transporte y tratamiento final del aceite no pueda resultar un problema para el propio hostelero. Cuando el aceite llega a la planta de tratamiento, convierten el residuo en subproducto, que finalmente será utilizado para fabricar biocombustible y cremas para el curtido de piel, cuero, etc. que se encuentra, por ejemplo, en los zapatos.